Luz Marina Araque Lara

Fotos: Arch. Particular

Fraternal con todas las mujeres

El dolor profundo de la enfermedad enigmática


Luz Marina Araque Lara fue diagnosticada con endometriosis a la edad de dieciocho años, recibió tratamiento a través de laparoscopia y terapia hormonal, sin embargo los pronósticos de los médicos le indicaban que no podía tener hijos de manera natural.

Pasados unos años quedó en embarazo. “Tomás, mi hijo, hoy con cuatro años de edad, es la prueba de que si hay tratamiento oportuno e integral, las mujeres con endometriosis pueden tener hijos”, dice.

Ante la evidencia tan contundente de su fertilidad, esta Mujer que Inspira decidió crear una entidad para visibilizar la enfermedad y llamar la atención a las mujeres para que no se descuiden. “Las abuelas y las madres dicen a las pequeñas que los dolores menstruales fuertes son normales y eso no es cierto. Con esa creencia se quedan y cuando por fin van a los médicos hay daños que ponen en riesgo la fertilidad. Los dolores leves son normales, los severos, no”, explica.

En los últimos cinco años se ha fortalecido la Asociación Colombiana de Endometriosis e Infertilidad. Una entidad sin ánimo de lucro cuyos objetivos son educar, informar y generar conciencia  sobre la necesidad de atender los síntomas y evitar complicaciones.

“Necesitamos muchas mujeres afiliadas y carnétizadas. Todas pueden ser voluntarias porque lo clave es visibilizar mucha información. Esta enfermedad no está en el Plan Obligatorio de Salud, no es calificada como crónica y en ocasiones pasan hasta siete años para que la diagnostiquen. Cuando llegan mujeres con dolores fuertes las comienzan a tratar por posibles infecciones urinarias o colon irritado y va pasando el tiempo, cuando por fin se fijan en la endometriosis vienen las extirpaciones y las consecuencias que esto supone”, dice la fundadora de ASOCOEN.

Altruismo

Los propósitos de la entidad y de las mujeres afiliadas son promover el diagnóstico temprano identificando los síntomas y lograr que la sociedad, desde todos los estamentos, confiera la importancia necesaria al manejo integral de esta patología. Aunque no han sido escuchadas, desde hace algún tiempo vienen promoviendo un Proyecto de Ley que involucre en el sistema de salud a la endometriosis como enfermedad incapacitante y crónica, además, que se establezcan y cumplan protocolos de diagnóstico (hoy no existen) y se ordene para las pacientes una atención integral con especialistas en endocrinología, nutrición, sicología y expertos en esta enfermedad llamada enigmática por sus causas y complejidad en el manejo y la curación.

“La enfermedad puede aparecer cuando una niña se desarrolla a los doce años, hace tiempo solo se detectaba en mujeres mayores de cuarenta años, pero cada vez más se diagnostica en menores de treinta”, señala Luz Marina Araque.

Más que una asociación, es una comunidad de mujeres bondadosas dispuestas a ayudar. Su color es el amarillo que significa inteligencia, creatividad, belleza y sensualidad. 

Aunque ella ejerce su profesión de Administradora de Empresas en un negocio de emprendimiento familiar, es su pasión por visibilizar los riesgos de la enfermedad la que ocupa una gran parte de su tiempo. “Es mi decisión del legado, de altruismo y aporte a las mujeres. Hay mucho desconocimiento sobre esos dolores tan profundos, agobiantes y que acompañan a miles de mujeres durante una gran parte de su etapa reproductiva”.

Dice la líder de la institución que se estima que en Colombia hay dos millones de mujeres diagnosticadas con endometriosis y el 50% de ellas ya son infértiles y que en el mundo una de cada diez mujeres tienen la enfermedad, lo que lleva a que 176 millones viven con la enfermedad.

Síntomas

“El dolor severo en el periodo menstrual no es normal y puede ser un síntoma de la enfermedad. Además, si hay sangrado, dolores en la región lumbar o en las piernas, es mejor buscar asistencia médica.

Causas

Más allá de los desórdenes que generan las mucosas que se alojan en el órgano reproductivo, la ciencia ha relacionado las fuertes cargas emocionales al desarrollo de la enfermedad. “He conocido muchos testimonios de mujeres que han llegado a la asociación que padecieron infancias duras, de maltrato, de falta de afecto o que desarrollaron, por el entorno, prevenciones sobre la maternidad, riesgos y dolores”, explica la señora Araque Lara.

También se ha desarrollado la tesis de que a mujeres que de adolescentes les suministraron anticonceptivos para prevenir los dolores, tuvieron como secuelas endometriosis.

Dice la entrevistada que también hay una relación con la calidad de vida. “Las mujeres que somos diagnosticadas con esta patología no debemos comer lácteos o derivados o carne de cerdo y carnes rojas en pequeñas cantidades. Es clave hacer ejercicio, manejar el estrés y las tensiones”, apunta.

Afiliación

Lograr más mujeres afiliadas a ASOCOEN es enriquecer una red que puede replicar en muchos rincones de Colombia  los riesgos de no atender los síntomas. El proceso es fácil, comunicarse con endometriosiscolombia@gmail.com y solicitar el formulario de ingreso, pagar una afiliación por una vez, a partir de ahí son incluidas en los programas que tiene la entidad para las carnétizadas.

La entidad ha logrado alianzas con centros de especialistas y diagnóstico que otorgan descuentos para tratamientos y asistencia en procesos de fertilidad en Cali, Medellín, Barranquilla y Bogotá.

Recomendaciones a las madres

Luz Marina Araque Lara recomienda a las madres de niñas próximas a la pubertad, escuchar a sus hijas y no desestimar los llamados si hay dolores fuertes. Además, no transmitir ideas como que la maternidad es difícil o el parto doloroso para no generar bloqueos ni miedos. “La felicidad que trae ese momento de dar vida lo supera todo”, subraya.

Los contactos 

endometriosiscolombia.blogspot.com
www.Asocoen.org

 

¿Qué dice la medicina alternativa?

El doctor Sergio Castro Franco, médico cirujano de la Universidad del Bosque y Magíster en Medicina Alternativa de la Universidad Nacional de Colombia dice que en la endometriosis hay varios sistemas involucrados: “Uno, la energía del riñón que tiene que ver con todo el aparato reproductor; dos, la energía del bazo-páncreas-estómago; tres, la energía hígado. Para la medicina tradicional china una de las funciones energéticas del primero es mantener las cosas en su sitio. El segundo, lo llaman el mar de la sangre turbia y es el que regula las menstruaciones. La endometriosis corresponde a un estancamiento de sangre y, al estancarse, esta circula por fuera de los canales produciendo los síntomas típicos como el dolor pélvico o lumbar, sangrados irregulares y dolorosos, masas e infertilidad. Cuando el bazo pierde su función, pequeños fragmentos de endometrio salen a la cavidad abdominal produciendo la endometriosis. La causa de la pérdida de la función energética tiene mucho que ver con la emocionalidad de dichos órganos. Por ejemplo, la ‘pensadera’ constante, la cavilación permanente, el concepto de manejo de justicia o conflictos de emocionalidad en la infancia; en hígado la ira, la frustración, resentimiento, culpa y ansiedad y entre los dos se alimentan y generan la enfermedad. ¿Cómo se trabaja desde nuestro punto de vista?, no solo desde la hormonalidad sino desde la emocionalidad asociada a esos sistemas (energía bazo-páncreas-estómago, energía hígado). Se busca fortalecer esos elementos de emocionalidad. Sí puede haber curación, así sean casos severos, restableciendo el equilibrio emocional, hormonal y el flujo de energía entre esos sistemas”.

Este portal está dedicado a la señora Mery Segura y a sus tres queridas hijas, Ángela, Olga Lucía y Marisol Neira. Verdaderos ángeles en la Tierra. Generosidad, bondad y amor son su identidad.